Identidad Gráfica


La Alianza Mexicana de Familias con VHL, toma el símbolo del Árbol que nos representa y es mucho más que un árbol, puede llegar a ser una llama floreciente, es también una vela que se eleva hacia el infinito, es una promesa cuando lo plantamos. Sus ramas abrazan a otros árboles, que darán frutos. Ese Árbol trae esperanzas cuando se fortalece con la savia que corre por sus venas, esencia que le da protección y gozo, no hay nada que detenga su crecimiento si posee estos elementos. La Alianza Mexicana de Familias con VHL, toma el símbolo del Árbol como portador del mensaje que queremos darle a sus miembros: fortalecer la unión como afectados y dar a nuestras familias elementos para que luchen con nosotros. Nos proponemos que los afectados de VHL tengan acceso a médicos y al conocimiento científico que se genere con la esperanza de recoger los frutos de la investigación, para aplicarlos a nuestra situación a fin de alcanzar nuestra curación y la de todo aquél que en el futuro se vea afectado por esta grave enfermedad hereditaria, que si la atacamos a tiempo, logramos vencerla. Tenemos que estar juntos para dar mutuamente oxígeno a nuestro ser y auxilio al necesitado.

SLOGAN: Vivir en Voz Alta Basado en frase atribuida al escritor francés Emilio Zola: Si me preguntas a qué he venido a este mundo, yo te respondo: Estoy aquí para vivir en voz alta.

Nuestro slogan "Vivir en Voz Alta" invita a reflexionar acerca de cuan maravilloso es perseguir la plenitud a pesar de la adversidad. Nos identificamos con la frase como una forma de vida, una filosofía del ser humano, de aquél ser humano que atesora y se deja asombrar por cada momento, cada respiración; es la forma de pensar de un ser que en sus momentos de debilidad es cuando encuentra la fortaleza que alimenta el espíritu.

Muchos viven, pero en voz alta solo quien ha experimentado lo frágil y milagrosa que es la vida.